Preguntas frecuentes

shutterstock_603642794

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

La rinoplastia puede ser realizada bajo anestesia general si debemos trabajar sobre el septum o bien con anestesia local acompañada de sedación. Siempre será acompañado por profesionales anestesiólogos especialistas acreditados por la Asociación Argentina de Anestesiología.

¿Cuánto tiempo demora la intervención quirúrgica?

La intervención quirúrgica tiene una duración que puede variar desde 30 minutos hasta 3 horas según la complejidad del caso.

¿Dónde se realizan este tipo de operaciones y cuánto tiempo tengo que estar internado?

La rinoplastia se realiza en quirófano de un sanatorio o clínica habilitada. Se puede realizar de manera ambulatoria o quedarse una noche en la clínica para mayor confort.

¿Cuánto tiempo necesito para volver a las actividades normales?

Las actividades sin esfuerzo y dentro de la casa se pueden realizar a las 48 horas. Para retomar las actividades fuera de la casa se recomienda esperar 7 a 10 días. Para realizar actividades físicas intensas se recomienda entre 3 semanas y un mes.

¿Es doloroso el postoperatorio de una rinoplastia?

Generalmente no. El posoperatorio no es doloroso. esta es una cirugía en general bien tolerada por los pacientes con poco dolor postoperatorio notando que la mayoría de ellos utilizan muy poca medicación analgésica. También indicamos antibióticos los días posteriores a la intervención.

¿Cuál es la edad mínima y máxima para realizar una rinoplastia con fines estéticos y/o funcionales?

Las Cirugías Estéticas de la nariz se realizan usualmente después de los 15 años de edad en las mujeres y después de los 16 en los hombres una vez se ha definido el crecimiento óseo como adulto, este es un criterio compartido con la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica y Asociación Americana de Cirugía Plástica. Puede haber situaciones especiales que se evaluaran personalizadamente.

Hay que tener en cuenta que los menores de edad requieren el consentimiento de ambos padres para la realización de la intervención quirúrgica. También hay que tener en cuenta la madurez psicológica del paciente para pasar por un proceso quirúrgico que modifica su imagen.

¿Cuáles son los estudios pre-quirúrgicos que se deben realizar?

– Evaluación otorrinolaringológica funcional nasal para descartar patología respiratoria rinosinusal oculta (desvío interno del tabique, poliposis, sinusitis crónica, etc.)

– Estudio de laboratorio (análisis de sangre): hemograma, glucemia, urea y coagulograma

– Electrocardiograma con evaluación cardiológica prequirúrgica

– Radiografía de tórax (no siempre es necesaria)

– En los casos de patología rinosinusal concomitante se debe realizar una tomografía computada de macizo craneofacial sin contraste.

¿Desde qué momento puedo usar anteojos?

Luego de realizar una rinoplastia, los pacientes no podrán utilizar anteojos en la posición correcta durante 4 a 6 semanas aproximadamente.

En cuanto a las lentes de contacto se pueden comenzar a usar luego de tres horas de la cirugía sin inconveniente. En algunos casos, si se utilizan anteojos ultra livianos, se pueden apoyar sobre una cinta colocada en el dorso nasal luego de retirar la férula, sin complicaciones.

¿Cuánto tiempo debo esperar para tomar sol?

La exposición al sol afecta a nuestra nariz de dos formas:

Por un lado, el calor es un vasodilatador, lo que hace que se incremente el flujo sanguíneo, lo que, a su vez, potencia la inflamación y el sangrado nasal. La inflamación retrasará el proceso de recuperación, si bien, no debe afectar a los resultados obtenidos con la rinoplastia.

Por otro lado, los rayos UVA pueden hiperpigmentar la zona intervenida, dejando o favoreciendo la aparición de manchas permanentes.

Se aconseja el uso de protector solar (FPS 30 o superior) aún en exposiciones cortas. Para poder tomar sol directamente se aconseja esperar entre 30 y 45 días.

¿Qué factores pueden influir en una evolución más rápida o más lenta?

Influyen muchas circunstancias, desde el tipo de piel a la técnica quirúrgica, o al tipo de trabajo realizado, sea rinoplastia de reducción, de refinamiento, o de aumento y/o reconstrucción, o si es una rinoplastia primaria o secundaria. Veamos:

Las pieles gruesas y/o grasas tardan mucho más tiempo en adaptarse, de hecho no es recomendable hacer una rinoplastia de reducción importante si el paciente tiene este tipo de piel, y siempre se le recordará la dificultad en su caso de adaptación cutánea, que se retrae más difícilmente.

Las pieles finas se adaptan y retraen rápidamente, por más que tengan el inconveniente de permitir que se noten más mínimos defectos o irregularidades, al camuflar muy poco.

La rinoplastia destinada a estrechar o a reducir la nariz (giba o punta) tarda más tiempo en definirse pues depende de la retracción cutánea sobre las estructuras subyacentes.

La rinoplastia de aumento, para aumentar la proyección de la punta o el dorso, por la misma razón tardaría menos en alcanzar el resultado final.

Las rinoplastias postraumáticas, o para corregir narices desviadas, comienzan a ver resultados casi de inmediato, aunque para los detalles sí tardarían más meses.

Las rinoplastias secundarias o las revisiones serán siempre más lentas pues estamos ante unos tejidos ya dañados y el nuevo despegamiento supone nuevo trauma.

La rinoplastia “abierta” tarda siempre más tiempo en evolucionar que la técnica “cerrada”, pues supone un despegamiento más extenso.

¿Qué puedo hacer para reducir la inflamación inmediata?

Evitar tomar medicación anticoagulante, o que altere la coagulación, al menos 2 semanas antes, incluyendo la aspirina, ibuprofeno, o antiinflamatorios.

Cuidado con algunos complejos multivitamínicos, o incluso preparados herbales o “naturales” pues pueden estar alterando la coagulación sanguínea, así deberíamos evitar los que contengan vitamina E, ginseng, gingko o aceites de pescado, pues tendremos más sangrado.

Aplicar hielo o geles fríos, de forma casi continua, los 2-3 primeros días. Es la medida más eficaz que podemos tomar para bajar o contener la inflamación.

Descansar con la cabeza elevada.
Dejar de fumar antes y después de la cirugía.

shutterstock_149502257.jpg

Antes de operarse

Lugar y Horario

El paciente tiene que presentarse aproximadamente 1 hora antes de la hora programada para la intervención.

Documentación y Estudios

Se debe llevar:

  1. Documentación personal que acredite la identidad.
  2. Estudios pre quirúrgicos realizados:
  3. Estudios de radiografía y/o tomografía, si corresponde.
  4. En los casos que corresponda debe llevar los documentos y autorizaciones de su cobertura médica.

Ayuno antes de la intervención

La cirugía debe realizarse con 8-12 horas de ayunas para sólidos.

Medicación previa

Es importante no tomar aspirina (ácido acetil-salicílico) durante la semana previa a la intervención porque interfiere en la coagulación. Para el resto de los medicamentos conviene consultar. Luego de la cirugía se indicará la toma de antibióticos

Control de la ansiedad

Es normal experimentar cierta ansiedad los días previos a la cirugía. Según el caso, indicamos la toma de medicamentos ansiolíticos (clonazepan o alprazolam) uno o más días previos a la intervención.

Otros consejos

– Llevar ropa que sea cómoda de ponerse sin pasar por la cabeza, por ejemplo camisa, campera y evitar remera y pulóver.

– Avisar si hay alguna patología preexistente, condición de salud especial o alergia a algún medicamento.

Después de la intervención

¿Hay que hacer reposo post operatorio?

Conviene guardar reposo los primeros 7 días o hacer actividades muy tranquilas. No hace falta estar en la cama. Para actividades físicas aeróbicas se recomienda esperar 3 semanas.

Sangrado nasal

Es normal y esperable durante las primeras 72 horas. Recambiar la gasa colectora (la que se encuentra por debajo de la nariz) las veces que sea necesario para mantener la higiene y evitar mancharse. Cuando cese el sangrado y las secreciones, se podrá quedar sin gasa colectora. No sonarse la nariz los primeros 15 días porque podría producir hemorragia nasal. En cambio, puede inspirar profundamente por la nariz sin riesgos.

¿Se coloca Férula?

Una férula se coloca en la nariz en la mayoría de los casos y permanece por un tiempo entre 6 y 15 días. Debajo de la férula existen cintas adhesivas que ayudan a contener la hinchazón y reducir los edemas. Luego de retirar las cintas, la piel va a estar más seborreica, se puede limpiar con jabón neutro una o dos veces y utilizar cremas hidratantes, astringentes y queratolíticas.

Limpieza de los orificios y suturas

No hace falta hacer una limpieza especial. Si desea limpiar, puede hacerlo con un cotonete embebido en agua oxigenada, sin tironear fuerte de las costras para cuidar los puntos de sutura. Es normal tener costras y secreciones por varios días, a veces con un poco de feo olor, que solamente lo percibe el paciente. Puede colocarse gotas de solución fisiológica en los orificios para mejorar la permeabilidad.

¿Cuándo se retiran las suturas?

los puntos de sutura se retiran entre los 6 y los 20 días. Algunas suturas se dejan internamente porque el organismo los reabsorbe sin necesidad de retirarlas.

¿Cómo me baño?

Para bañarse hay que ingeniárselas para no mojar la férula y cintas de la nariz. Conviene lavar la cabeza por un lado y el cuerpo por otro. Evitar agua muy caliente. Algunos pacientes optan por ir acudir a una peluquería para lavarse la cabeza

Nariz torcida o desviada

nariztorcidaodesviada

La nariz puede torcerse de forma real o aparente con el paso de los años, después de una Rinoplastia o por causas traumáticas. Identificar las causas por las que una nariz está torcida (o parece estarlo) es muy importante para que la rinoplastia tenga éxito.

El análisis de cada caso debe realizarse durante una exploración física ya que las fotografías pueden falsear el caso empeorándolo o mejorándolo según cómo incide la luz en el paciente.

La nariz torcida se puede asociar a dificultad respiratorio. En estos casos se buscan fines estéticos (corrección de la nariz torcida) y fines funcionales (adecuada respiración nasal). Es posible solucionarlo en una sola intervención.

Siempre hay que tener en cuenta que el desvío cartilaginoso es muy complejo de resolver quirúrgicamente y, en ocasiones, la cirugía puede no resolver el 100% del desvío. En otros casos existe un “efecto memoria” que hace que la nariz tienda con el tiempo a buscar la posición original. Esto obliga a técnicas quirúrgicas precisas y específicas para evitar el efecto.

Columela colgante

Es la separación entre las dos narinas, es decir entre los dos orificios nasales. La parte anterior es la más visible y está compuesta por piel y mucosa. Su consistencia está dada por los cartílagos laterales en su parte más caudal.

El crecimiento exagerado de la columela puede ser un defecto aislado o formar parte de un conjunto de cambios dentro de la planificación de una rinoplastía.

Existen diferentes técnicas para solucionar la “columela colgante”. En todas ellas el objetivo es disimular su exposición al mirar al paciente tanto de frente, como de perfil.

Nariz Hiper Proyectada

narizhiperproyecxtada

También conocida como “nariz de pinocho”. Su principal característica es que la punta nasal se encuentra más alejada de la cara que lo que corresponde según el rostro de la persona. Es como si la nariz se encontrase “traccionada hacia adelante”.

Su tratamiento generalmente requiere de una rinoplastía abierta. Se utilizan técnicas quirúrgicas específicas para estos casos. El objetivo principal es llevar la nariz “hacia atrás”, es decir más cerca de la cara.

Las rinoplastias en casos de excesiva proyección deberán tener en cuenta todos estos factores para reducir, modelar y recolocar los cartílagos de la punta y reducir o aumentar el dorso. Según la severidad del problema y la presencia de otros factores como asimetrías, desviaciones de la nariz o dificultades respiratorias, elegiremos una rinoplastia abierta o cerrada.

Dorso nasal ancho

dorsoanchopuntanasalredondeada

El ancho del dorso nasal es motivo de consulta frecuente, su tratamiento más sencillo, que las de la punta.. Tanto en mujeres como en hombres es importante que el ancho del “puente” nasal sea el adecuado. El procedimiento de afinamiento del dorso nasal puede ser la única motivación quirúrgica o, mayormente, un objetivo más que se busca dentro de todas las modificaciones nasales que se desean.

Lo importante, como en toda la cirugía de la nariz, es un diagnóstico certero de los defectos y una valoración adecuada de aquellas variaciones anatómicas que pueden provocar alteraciones en el post-operatorio. Dentro de éstas cabe destacar la presencia de unos huesos cortos, el radix bajo o un estrechamiento de la válvula interna.

Punta nasal Ancha o Redondeada

puntanasalancha

La nariz con punta nasal ancha es un motivo de consulta habitual. Este tipo de punta redondeada está producido por un despliegue de los cartílagos de la punta (cartílagos laterales inferiores o alares).

La punta nasal ancha, globulosa redonda o bulbosa se debe a:

Piel nasal gruesa, con abundantes glándulas sebáceas

Cartílagos alares con una convexidad muy acentuada. Los cartílagos alares definen la punta, dando personalidad y marcando ángulos tanto de frente como de perfil.

Las narices seniles por ejemplo presentan estas dos características.

Cuando el problema está en la convexidad de los cartílagos de la punta, la rinoplastia estética puede corregir una punta ancha. Cuando el problema reside solamente en el grosor de la piel, muy poco puede hacer el cirujano para solucionar este problema.

Punta Caída

levantar-nariz

La punta nasal caída envejece el aspecto tanto de hombres como de mujeres. Algunas personas tienen este tipo de nariz por cuestiones genéticas, y otros como consecuencia del envejecimiento.

Al igual que otras partes del rostro, con los años la punta de la nariz tiende a descender. Una rinoplastia para una punta de nariz caída puede lograr un cambio drástico y dar un aspecto más joven.

En otros casos la punta nasal se encuentra debilitada. Esta debilidad puede ser responsable de una caída futura de la punta o de un resultado estético desfavorable si no se toman medidas concretas para su fortalecimiento.

En consulta analizamos cada una de las partes que conforman la estructura de la punta nasal. Este primer paso es importante para determinar cuál es el origen del problema y determinar qué debemos hacer para corregirlo. En la mayoría de los casos recurrimos a la rinoplastia abierta, porque esta técnica nos proporciona una visión directa y permite trabajar con mayor precisión.


Un paso importante en estos pacientes es otorgar un soporte nasal más fuerte que prevenga la caída de la punta con los años.


Mediante esta intervención podremos corregir una punta de nariz caída y otros defectos que envejecen como una nariz demasiado larga, con giba o con una columela colgante. Sin duda podemos lograr una gran mejoría estética y hacer que se sienta más feliz con su aspecto.

Luego de la intervención quirúrgica se puede apreciar un cambio importante en el rostro. El resultado final es el de una nariz acorde a la cara de la paciente con un aspecto de rejuvenecimiento facial.

Aumento

La rinoplastia de aumento corrige aquellas zonas de la nariz que lo necesiten por un accidente, cirugía anterior o por genética.

Muchos casos de rinoplastia de aumento son los que se conoce como la “nariz en silla de montar” o la nariz a la que le falta proyección.

La rinoplastía de aumento es la que se utiliza cuando el objetivo buscado es el relleno de una falta de sustancia.

Hay circunstancias en las que se puede dar esta situación:

Pérdida de tejido por traumatismos en el tabique,  por ejemplo, los que se dan en los boxeadores

Secuelas o mal resultado de una rinoplastia anterior.

Lesiones en el tabique por el consumo de drogas

Nariz muy pequeña en proporción al rostro.

Nariz desproporcionada (pequeña) en alguna de sus partes.

Nariz con el dorso unido

El resultado definitivo de la rinoplastia de aumento viene determinado por la anatomía del paciente, la cirugía realizada, la cicatrización y otras características como la edad. Por todo ello debemos individualizar cada caso particular y elegir el tipo de injerto más adecuado.

Reducción

En general las narices femeninas que se perciben como bonitas cuando son más pequeñas que las de los hombres en todas sus dimensiones.

Suelen ser delgadas y rectas o tener una curvatura suave tipo “tobogán”. Usualmente sus puntas son más definidas que las masculinas.

La mayoría de las cirugías estéticas de la nariz requieren cierta reducción del dorso y/o de la punta nasal. Es también útil prestar atención en el ángulo nasolabial y ver el grado de proyección que presenta la punta.

En todos los casos con el objetivo de que el paciente respire bien es necesario realizar un examen de la funcionalidad de la nariz.

Giba Dorsal Prominente

gibanasal

Una giba nasal es un excedente de hueso, cartílago o ambos, que sobresale de la nariz dándole un aspecto aguileño. Esto puede hacer que el paciente se sienta incómodo con su apariencia o al contrario puede hacer que se vea como rasgo familiar, pero que no a todos les agrada por lo que una cirugía es una alternativa factible para corregirla

Con esta intervención se corrige la giba dorsal logrando armonizarla de forma y tamaño según la cara de la paciente con un excelente resultado. El largo de la nariz debe guardar relación con la altura del pacientes, los rasgos de la cara y el sexo.

La foto postoperatoria se realiza preferentemente pasados los 6 meses de la intervención para tener el resultado más definitivo.